El Efecto Tetris (en la vida real)

El programador ruso Alexey Pajitnov nunca imaginó que entraría en los libros de historia cuando, en 1984, creó un videojuego simple que se convertiría en el más emblemático de todos los tiempos: el Tetris. Años más tarde, continúa siendo jugado por millones, y numerosos estudiosos afirman que el “Efecto Tetris” es real. En esta nota de Nussocial te contamos de qué se trata este trastorno psicológico.

tetris-original


De Rusia con amor

Todos hemos jugado al Tetris (o uno de sus derivados) alguna vez en nuestra vida. Este videojuego (tipo rompecabezas) hace uso de piezas conocidas como tetrónimos, figuras geométricas formadas con cuatro cuadrados que se conectan en diversas formas.

Pajitnov y sus compañeros querían demostrarle al común de la gente que la computadora podía también ser amigable y servir para el ocio (eran, sin duda, otras épocas). El videojuego se volvió rápidamente una sensación global.

ciudad-tetris

Lo extraño es que el creador no vio un peso hasta mediados de los noventa (tuvo que ceder los derechos al gobierno ruso por diez años). Nintendo, al principio, tampoco quiso saber nada con la franquicia. Este es un dato curioso, siendo que el Tetris para el GameBoy fue, literalmente, el juego más vendido para la pequeña consola (más de 35 millones de copias), y prácticamente salvó a la empresa de la quiebra.

Hoy, la primera versión de Tetris puede jugarse online en varios sitios o (de manera personal) en el Museo de las Artes Modernas de Nueva York, junto a otros como el Pac-Man y el Myst. Y aunque su tema musical tenga más de cien años (es una pieza clásica del folkclore ruso de siglo XIX), tiene todo tipo de remixes dando vueltas y sigue siendo vigente.

El juego está disponible “casi” para cada consola de videojuegos y sistemas operativos de PC, así como en otros dispositivos electrónicos: celulares, calculadoras gráficas, reproductores de música… ¡y hasta en algunos osciloscopios!

¿Qué es el “Efecto Tetris”?

Si Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960) le dio a la gente un miedo patológico, absurdo, a las duchas y Tiburón (Steven Spielberg, 1975) hizo que tuviéramos terror de nadar en el océano –y hasta disparó una (temporal) matanza de tiburones sin razón– ¿por qué el Tetris no iba a tener un efecto psicológico sobre nuestra propia vida también?

El Efecto Tetris es simplemente lo que experimenta el ser humano cuando el juego se permea a cada aspecto de su vida. Hace referencia a un comportamiento casi obsesivo.

El termino fue acuñado por primera vez por el Dr. Jeffrey Goldsmith en un artículo publicado en la revista Wired de 1994 (“This is Your Brain on Tetris”). Allí explicaba cómo, luego de jugar intensivamente Tetris por una semana, su cerebro se reorganizó para mostrarle figuras geométricas mientras intentaba dormir. El juego lo perseguía.

Lo que Goldsmith no sabía en ese momento era que estaba ante algo mucho más grande: un síndrome. Numerosos estudios le siguieron, inspirados en aquel artículo inicial. Por ejemplo, en 1996 el Dr. Earling expandió las ideas de Goldsmith en el artículo “The Tetris Effect: Do computer games fry your brain?”.

Se denomina “efecto Tetris”(o bien “síndrome de Tetris”) a la capacidad que tiene una actividad repetida de forma intensa de condicionar nuestra vida. Así, un videojuego puede hacer que pensemos bajo la mecánica que presenta, o que no podamos dejar de pensar en el mismo. Incluso podría crear ligeras alucinaciones e influir en nuestros sueños.

tetris-ojos-imagen

Es un efecto psicológico que tiene sus raíces en el hecho de aprender una nueva habilidad por medio de la repetición. El cerebro se acostumbra a la reiteración y asume que debe aplicarla a cualquier situación que pueda prestarse a una nueva optimización. La práctica hace al maestro, y (según nuestra mente) esa práctica no debe tener descanso.

Síndrome del Tetris: ¿positivo o negativo?

Aquellos que padecen de este síndrome tienen tendencia a prestar mucha atención a los patrones, tanto en sus imágenes mentales como a la hora de ordenar sus pensamientos. Hay estudios enteros que le encuentran el beneficio a esto, y otros tanto que hallaron los daños perjudiciales.

Sin embargo, todo parece apuntar a que los beneficios del Tetris son mayores que los perjuicios. Por ejemplo: brinda importantes habilidades para aquellos cuyos trabajos consisten en supervisar, organizar o administrar recursos (ya sean tangibles –como recursos humanos–o intangibles, como el tiempo).

tetris-simpsonsTodavía se desconocen con precisión sus causas y el “cuadro clínico” que podría generar este síndrome. Incluso llamarlo “síndrome” es complicado. Lo que sí fue abordado por médicos y neurólogos fue el funcionamiento de sus efectos. La clave estaría en la memoria procedimental, que funciona a nivel inconsciente y participa en el recuerdo de las habilidades motoras necesarias para realizar una tarea.

Hay vías de investigación que demuestran que “el efecto Tetris” puede ser un aliado a la hora de combatir ciertas experiencias traumáticas (bloqueando recuerdos negativos gracias al efecto reiterativo de las imágenes). Otros estudios exploran el síndrome en procesos de amnesia y otros problemas neurológicos.

Otros efectos similares

El Efecto Tetris no se limita exclusivamente a ese videojuego (ni a los juegos en particular, de hecho). Cualquier tarea que involucre repeticiones en grandes cantidades (incluso atender demasiado el teléfono, o pasársela respondiendo e-mails todo el día) genera los mismos efectos a largo plazo.

Por brindar algunos casos, tenemos el efecto cinestético que hace que sintamos el vaivén del barco, inclusive cuando ya estamos en tierra, o la urgencia de organizar pequeños objetos después de jugar videojuegos estratégicos como el Starcraft.

Los programadores de código han llegado a programar en sueños con la misma naturalidad con la que escritores han soñado toda una historia mientras dormían (más al respecto en esta nota).

A modo de conclusión

Existe un interminable debate de si los videojuegos son favorables o nocivos para el ser humano. Yo creo que, como todo, en su justa medida pueden ayudarnos a generar nuevas competencias.

Quizás el Efecto Tetris puede resultar un poco molesto, pero también existen estudios que demostraron (a través de una docena de sesiones de 30 minutos) que el Tetris mejora nuestras habilidades espaciales en cuanto a la percepción, visualización y rotación del espacio.

tetris-puerto

Del mismo modo, el “tratamiento a base de Tetris” (o cualquier otro videojuego similar) ayuda a prevenir recuerdos traumáticos, libera endorfinas, distrae de malos pensamientos y, en general, mejora el humor. Me parece increíble que hoy un juego tan sencillo siga siendo jugado por un millón de personas a diario. ¡Con razón terminamos todos con síndrome de Tetris encima!


¿Qué opinás del Efecto Tetris en la vida real? ¿Lo experimentaste con ese videojuego u otros? ¿Qué videojuegos te obsesionaron en el último tiempo? ¡Dejanos tu comentario para continuar el debate!

Luciano Sívori

Luciano Sívori

Ingeniero y escritor. Amante de los viajes, la literatura y el cine. Había uno mejor, pero era carísimo.

También te puede interesar...

2 Respuestas

  1. alfredo dice:

    Seee… totalmente de acuerdo ! La vida es un tetris..

  2. Fran dice:

    Muy buen artículo, con excelente y muy precisa data.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.