Un lugar para libros, rarezas, cine y (mucha) ñoñez

Fue Jorge Luis Borges quien comentó una vez que, de todos los instrumentos inventados por el hombre, el más increíble era el libro. Mientras que todos los demás son extensiones del cuerpo, sólo el libro es la extensión de la memoria.

Nada embellece más un espacio que un libro, y nada convoca más a inquietos coleccionistas, revoltosos lectores e intrépidos buscadores de rarezas que un espacio lleno de libros, música, posters, juguetes y dos carismáticos dueños.

Bahía Blanca tiene un espacio diferente desde hace poco más de un año. Ubicada en la Galería Americana de O´ Higgins 27, “La Masmédula Libros” es el sueño del pibe hecho realidad por sus dueños: Diego Rosake y Emiliano Vuela. Lo que comenzó como una idea loca y disparatada, hoy es una “tierra de ñoños”, como ellos mismos se describen.

Este peculiar emprendimiento se destaca por la venta de textos usados y descatalogados, pero también se especializa en música, revistas, cómics, cinefilia y otros artículos de coleccionismo. Sin duda, se trata de un lugar en el que uno quiere perderse por un buen rato.

lamasmedula1

Pero “La Masmédula libros” es eso y es también mucho más: espacio donde convergen pasiones y vicios personales, un lugar de encuentro para artistas bahienses y una editorial independiente. En esta entrevista, Diego y Emiliano nos cuentan exactamente cómo comenzó todo, y qué ofrece esta pequeña gran librería:

LUCIANO: “La Masmédula Libros” es un  proyecto ambicioso que ustedes mismos definen como una “tierra de ñoños”, un espacio que pone a disposición rarezas literarias, cómics, música y –por sobre todo– difunde a los autores de la región de Bahía Blanca. ¿Cómo surgió la idea y cómo se conocieron ustedes?

EMILIANO: La idea surgió por una serie de casualidades y de desafíos medio en serio, medio en broma. Comenzamos yendo a ferias de libros usados a vender algunos de nuestras propias bibliotecas: libros repetidos, cosas que sabíamos que ya no íbamos a volver a leer o que nunca leeríamos. Para hacer bulto llevamos también obras que nos parecían invendibles pero que podrían sumar para hacer más atractivo el puesto. Ahí aprendimos nuestra primera lección de libreros: no todos leen lo que uno lee y aquello que considerábamos como una joya permanecía mientras se iban aquellos otros que para nuestra mirada eran bodrios.

A la cuarta o quinta feria nos desafiamos: dijimos “si en esta feria nos va bien ponemos un local” y, afortunadamente, así fue y hoy tenemos este local que es como el sueño del pibe. ¿Qué querés tener cuando seas grande? Una librería. Deseo concedido.

Nos conocemos desde mucho antes de las ferias. Diego editó a través de su editorial mi libro de cuentos allá por el 2010. La cinefilia, los libros, la literatura, la música, la ñoñez en estado puro son nuestras afinidades comunes.

2.- ¿Con qué se va a encontrar el oportuno visitante que se decida a recorrer el pequeño local ubicado en la legendaria “Galería Americana” de O´Higgins 27?

Leandro Beier, músico y escritor bahiense, nos definió muy bien: es un cuarto de adolescentes. Estamos armando la librería que nos gustaría visitar, una librería en donde convivan los usados, las rarezas, las editoriales independientes, la música alternativa, el mundo del cine. Es decir, un lugar de lecturas y fanatismo.

3.- Personalmente llegué a ustedes buscando un espacio que pudiera recibir mi novela. Así descubrí que ustedes tienen un interés especial por divulgar los trabajos literarios de los bahienses. ¿A qué se debe?

El interés nace de nuestro gusto por escribir, editar y dar a conocer lo que hacemos. Y nos parece que ese mismo gusto se debe facilitar para todos aquellos que andan en la misma. Esta política de difusión se vuelve extensible a todos aquellos que andan metidos en la música, la pintura y similar, y más que pensar en Bahía Blanca, nos gusta agrupar estas propuestas dentro de las ediciones independientes o de pequeñas editoriales que no pueden llegar a una distribución más amplia por costos o por decisiones propias que también nos parecen más que entendibles.

4.- Hay muchísimos escritores en Bahía Blanca que buscan un espacio donde poder depositar sus obras (y su confianza), pero el mercado parece estar saturado de grandes best-sellers, obras de autoayuda y “literatura pasajera”. ¿Lo ven de esa forma?¿Sienten que van contra todo eso?

Consideramos que ese mercado ya está instalado y funcionando de manera muy aceitada. Nuestra propuesta como editorial y como librería es acercarnos a todos aquellos que quedaron en segundo plano, en los márgenes o fuera de este mercado de difusión. Ese mercado lo trabajamos, obviamente, porque también tiene un interés comercial el proyecto, pero preferimos trabajarlo desde los usados. No creemos que vayamos en contra, preferimos pensarnos como “remando a nuestro ritmo”.

5.- “La Masmédula Libros” también funciona como pequeña editorial. ¿Cómo llevan a cabo esa actividad? Y por otro lado: ¿cómo creen que está el mercado editorial de Bahía Blanca en la actualidad?

La editorial funciona también al ritmo tranquilo con que nos gusta lamasmedula2movernos. Somos una librería “vida lenta”. Editamos de manera cuidada material que nos interesa, que leemos y disfrutamos. En ocasiones también hacemos ediciones pagas que también son muy interesantes porque implican varios encuentros con el autor y con el texto, una manera completamente distinta de acercarse a la cocina de la escritura, sin dudas.

Respecto al mercado editorial bahiense, es sumamente movido, con mucha actividad de edición tanto por editoriales como por ediciones de autor. Sin dudas que los cambios económicos de este año han pegado fuerte y ya vemos que se han reducido o detenido ciertos proyectos editoriales. Sin embargo, como en todo período de crisis, confiamos en que la edición va a ser una apuesta que se renueve quizás en nuevos formatos o anclados mucho más en lo digital.

6.- En “La Masmédula Libros” hay también tiempo para el juego y las actividades culturales, que se realizan frecuentemente dentro del local o directamente en el pasillo de la galería. ¿Qué los motivó a ello? ¿Qué tipo de actividades se pueden apreciar en el lugar?

Siempre pensamos a la librería como espacio de difusión y encuentro de actividades y movidas culturales. En ese sentido es que ofrecemos el espacio para que lo aprovechen con recitales de música, poesía, lecturas, encuentros de narradores y presentación de libros. Nos parece necesario un espacio así, pequeño y que otorga el marco de una librería. Además hay un plus: no solo encontrar el libro o el disco que andás buscando, sino también cruzarte con el autor o la banda que te gusta.

7.- ¿Cómo es su público? ¿Qué buscan? ¿En qué cosas se ven más interesados?

Nuestro público es básicamente ñoño: bibliófilos, cinéfilos, fanáticos que alucinan con un libro pop-up de Flash Gordon o con un disco de Bjork, tipos que entienden que la cultura, en sentido amplio, es necesaria para ser más humanos (por ponernos un poco filosóficos).

8.- Queremos agradecerles por el tiempo que nos brindaron.¿Cómo pueden nuestros lectores contactarse con ustedes?

Estamos en Facebook con una fan-page (La Masmédula Libros). Ahí pueden encontrar todas las opciones de contacto. La idea es que se acerquen y vengan a revolver y a hablar. Sin dudas que es la mejor forma de conocernos como librería.

lamasmedula3

► Pueden contactarse con “La Masmédula Libros” a través de las siguientes vías de comunicación:

Fan page: La Masmédula Libros

Blog:    http://lamasmedulalibros.blogspot.com.ar/

E-mail: [email protected]

Teléfono: 0291-  4521653

Luciano Sívori

Luciano Sívori

Ingeniero y escritor. Amante de los viajes, la literatura y el cine. Había uno mejor, pero era carísimo.

También te puede interesar...

3 Respuestas

  1. alfredo dice:

    Linda nota.. muy agradable la “charla”.. Saludos !

  1. 13 octubre, 2016

    […] el anonimato. Algunas librerías de la ciudad (como La Masmédula Libros, de la cual hablamos en esta nota) se dedican especialmente a la difusión de autores de la […]

  2. 15 junio, 2017

    […] estos libros fundamentales para los niños pueden conseguirse fácilmente en librerías (tanto nuevas como usadas), en formato online, o en e-book (para, por ejemplo,Kindle) ¡No hay excusas para no incentivar la […]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.