Entrenamiento funcional: diseñado a tu medida

Se trata de un sistema dinámico, impredecible y personalizado. Trabaja el cuerpo en su totalidad y se adapta a diferentes disciplinas. Te contamos más sobre una tendencia que se abre paso en el país en un nuevo artículo de Nussocial.

Hace muchos años que los hombres realizamos ejercicios. Perseguimos, en el proceso mismo de ponerlo en práctica, varios objetivos: perder peso (graso), bajar niveles de estrés, aumentar peso (muscular), corregir posturas, mejoramiento deportivo, etc. En la búsqueda de los propósitos mencionados, podemos optar por diversas disciplinas. Algunas más antiguas; otras, un simple modismo.

funcional1

Ejemplo de entrenamiento funcional

Un sistema de entrenamiento es el “funcional”. A nivel mundial, se viene ejecutando hace tiempo. En nuestro país, se inició recientemente  y va instalándose (progresivamente) en el gen argentino. Sin embargo, el desconocimiento de una parte de la sociedad amerita que hagamos algunas aclaraciones. En primer término, el nombre “funcional” se debe a que el entrenamiento se adapta a cada uno. A diferencia de otros sistemas que te “exigen” que vos te adaptes al entrenamiento. Se intenta realizar ejercicios y movimientos, lo más parecido posible a los patrones básicos de movimiento, con posturas y rutinas que realizamos en el día a día. Por caso: levantar una maceta u otra cosa pesada sin lesionarse la espalda, previendo futuras patologías en la zona lumbar. Muchas de estas técnicas fueron inventadas por fisioterapeutas, en pos de una buena rehabilitación. Con el tiempo se erigió como forma de entrenamiento. También se la han combinado con otras formas de ejercitarse: “step” o “lift”, por ejemplo. Teniendo como regla, siempre, el  respeto al diseño corporal y el acatamiento a las leyes biomecánicas elementales (disfunciones corporales).

funcional2

Más ejemplos

Otra característica importante del sistema funcional es que se hace hincapié en entrenar movimientos, y no músculos (como en el culturismo). Además se trabaja el “core” (centro de gravedad), que es la conexión entre las extremidades superiores e inferiores. Refiere a la necesidad e importancia de una adecuada estabilidad central,  que nos permita optimizar la movilidad periférica. En otras palabras: la transmisión de fuerzas entre segmentos corporales.

Un tercer aspecto, fundamental, se vincula con el entrenamiento de las piernas. Y principalmente, con los glúteos y su composición anatómica. Recordemos que en épocas marcadas por el sedentarismo,  con una reducida merma en la actividad física y un incremento de la cantidad de horas que permanecemos sentados, suele aparecer la apnea de glúteo. Un fenómeno también conocido como glúteo apagado.

Sobre la teoría de Charles Darwin…

Independientemente de que puedan-o no-adherir al pensamiento del naturalista inglés, debemos tener en cuenta lo siguiente :el hombre , en el pasado, necesito cazar para alimentarse. La caza implicaba correr, saltar, empujar, traccionar y agacharse.  Movimientos que se fueron perdiendo con los cambios históricos que se produjeron con posterioridad. Es importante no olvidar que nacimos para ser activos y no sedentarios.

Algo más del sistema…

  • Las rutinas de funcional tratan de utilizar nuestro propio peso y aparatos específicos para llevarlas a cabo: bosu, pelota medicinal, bandas de suspensión, bandas elásticas…
  • Para los que sean deportistas, el sistema de entrenamiento les vendrá bárbaro: las rutinas se adaptan a la disciplina que practican.
  • En funcional, se trabaja al cuerpo en su totalidad (sin discriminar áreas). De esa forma, corregiremos malos hábitos posturales (por ejemplo, una esclerosis). Una clara diferencia con los gimnasios, que buscan trabajar de forma aislada (por caso, bíceps).

Beneficios

  • Manteniendo una técnica adecuada, es difícil lesionarse (para quienes pretendan una estabilidad corporal).
  • Mejora la tonicidad (firmeza) y no influye tanto en el aumento del tamaño de los músculos (hipertrofia).
  • Mejora el sistema nervioso. También el neural (estímulos).
  • Mejora la coordinación intra e intermuscular.
  • Saca el estereotipo de “rutinas” como sinónimo de aburrimiento. El entrenamiento en funcional es impredecible y dinámico .
  • Lo más importante es que lo pueden realizar todos (adultos, niños, embarazadas, diabéticos y deportistas, etc).
Cristian Romanelli

Cristian Romanelli

Aborda tópicos relacionados con la nutrición y el ejercicio. Instructor de sobrecarga, preparador físico y periodista.

También te puede interesar...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.