El pentatlón moderno: ese enigmático deporte olímpico

Si siguen los Juegos Olímpicos, cuando se realizan cada cuatro años, quizás habrán escuchado nombrar un deporte llamado “Pentatlón Moderno”. De ser así, posiblemente la mayoría desconozca totalmente de qué se trata este peculiar deporte. Independientemente de detalles técnicos o de reglas, todos sabemos de qué estamos hablando cuando se menciona el ciclismo, la equitación o la natación. En cambio, el pentatlón moderno no es tan conocido. Su origen se remonta a una curiosa historia ocurrida a principios del siglo XX.

En busca del soldado perfecto

Al pentatlón moderno se lo llama así para diferenciarlo del pentatlón original, o grecorromano, el que también constaba de cinco pruebas: lanzamiento de jabalina, lanzamiento de disco, salto en largo, lucha y carrera (en una distancia de 180 metros).

La razón de estas pruebas (y no otras) es simple: eran las destrezas que debía tener un guerrero de la antigüedad para considerarse completo.

Tomando este concepto, el barón Pierre de Coubertin(fundador de los Juegos Olímpicos modernos) creó el denominado Pentatlón Moderno, actualizado al soldado de principios de siglo XX, para ser parte del programa olímpico en los Juegos de Estocolmo de 1912.

A diferencia de su homónimo de la antigüedad, el pentatlón moderno cuenta con las siguientes disciplinas: Tiro (pistola rápida), Esgrima (con espada), natación (200 metros libres), equitación (salto) y atletismo (carrera de 3000 metros).

El pentatlón en peligro de extinción

A pesar de ser un deporte antiguo en el programa olímpico, y creado nada menos que por Pierre de Coubertin, la falta de difusión del mismo y sobre todo su bajo potencial comercial (existe un sector del Comité Olímpico Internacional al que solo le importa lo que “venda”), hizo peligrar seriamente su permanencia en el mismo.

Afortunadamente, por un estrecho margen en la votación del Comité Olímpico y por una reforma en el deporte para hacerlo más comercial (la fusión del tiro y el atletismo en una sola prueba llamada combinada), permitieron mantenerlo en el mismo.

En nuestro país, el pentatlón fue un deporte con un aceptable nivel internacional,aunque con el paso del tiempo estuvo muerto por 43 años. Todo cambió en el año 2003, donde Jorge Salas (el actual presidente de la federación) y Guillermo Filipi (actual entrenador nacional) empezaron a revivir un deporte complejo casi desde cero.

Nuestros atletas argentinos

Trece años después, durante los juegos olímpicos de Río de Janeiro 2016, Argentina logró clasificar a Emmanuel Zapata y a su esposa, la ucraniana- nacionalizada argentina- Iryna Khokhlova.

Actualmente, además de los nombrados, representan a nuestro país (internacionalmente) en mayores: las hermanas Pamela y Ayelen Zapata, Ali Villamayor, Leandro Silva y Leandro Corradini. Si bien todavía no debuto en mayores, Juliana Borgarucci es una atleta con gran potencial, que promete mucho en las venideras olimpiadas.

El pentatlón moderno hoy vive un renacimiento sin precedentes. Está en pleno crecimiento y cada vez se extiende más al interior. Todavía no está disponible para ser practicado en Bahía Blanca y la zona. Sólo resta esperar poder contar con este enigmático y particular deporte en esta zona del país en los próximos años.

 

Rodrigo Orlandi

Rodrigo Orlandi

Abogado. Creador y administrador de la página de Facebook Polideportivo Argentino. Área: deportes ólimpicos y amateur.

También te puede interesar...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.