Sedentarismo en los jóvenes: ¿cómo combatir el flagelo?

Progresivamente se encuentra, y con mayor habitualidad, niños sedentarios. Hecho que trae  aparejado varios problemas: diabetes, hipertensión, obesidad, triglicéridos, etc. Los motivos pueden ser muchos. Sirvan como ejemplo el uso excesivo de las nuevas tecnologías (celulares, smarts, notebooks…) y el peligro que representa actualmente la calle para los chicos (contrariamente a la permanencia en potreros y parques que caracterizaba a generaciones pasadas).

EJERCICIO-JOVEN

Los datos son contundentes: casi el 30 % de los niños argentinos sufren de sobrepeso y cerca del 6% obesidad. Para combatir este flagelo debemos concientizarlos acerca de la importancia de una alimentación correcta y habituarlos a la realización de actividades físicas. La tarea debe realizarse, de manera mancomunada, entre la familia y el sistema educativo. Cierto es que los chicos se aburren cada vez y las nuevas tecnologías refuerzan el problema al resolver las cosas de manera inmediata; pero los profesores de educación física pueden contrarrestar la tendencia a través de la actividad recreativa. Juegos como la mancha, el hoyo pelota, las carreras de bolsa y a caballo pueden ser de utilidad para cumplir con el cometido, al favorecer el movimiento y la diversión en los más pequeños. Durante la pubertad, los ejercicios pueden alternarse con “patrones básicos de movimiento”: levantarse, agacharse, traccionar, empujar y saltar. Deben llevarse a cabo de una manera que no produzca lesiones en el cuerpo. Ni bien el alumno tenga la técnica pulida, se podrán incorporar accesorios: sogas, bandas elásticas, bosus, pelotas…

La obligación de los profesores hacia sus alumnos es que tengan la costumbre de ser activos, y no simples “entes”. Realizando esto se podrá combatir el sobrepeso y obesidad, además de ayudarlo a que no sufra dolores de espalda.

Nacimos para estar en actividad y no quietos. Insisto, hay que promover el ejercicio físico en los chicos. Llévelos a un club o un gimnasio, y también trate de ayudarlos con las comidas. Es una inversión a largo plazo para su hijo.

Cristian Romanelli

Cristian Romanelli

Aborda tópicos relacionados con la nutrición y el ejercicio. Instructor de sobrecarga, preparador físico y periodista.

También te puede interesar...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.