Tu basura –> Tu problema

Consumimos desmedidamente productos desechables y descartables, sin tomar conciencia de los residuos que generamos. ¿Nos hacemos cargo de los mismos? ¿Quiénes son los responsables de su tratamiento?

Empecemos con un test rápido y cortito:
1. Terminaste de tomarte una botella de gaseosa. ¿Qué generaste?
a) Basura
b) Un residuo
c) Sed.

2. Estas resfriado/a. Te sonaste la nariz con un pañuelo descartable. ¿Qué generaste?
a) Basura
b) Un residuo.
c) Un caldo de cultivo.

3. Se lavó el mate. Cambias la yerba. ¿Qué generaste?
a) Basura
b) Residuos
c) Acidez.

residuos-1

¿Pudiste responder con facilidad? Antes de dar las respuestas, veamos algunas definiciones. La basura es aquello a lo que ya no lo podemos dar otro uso; y por lo tanto, debemos deshacernos de ella(como un pañuelito descartable usado). Por otro lado, un residuo es algo que nos sobra al realizar alguna actividad, pero que puede ser reutilizado en cualquier otra… como una botella de gaseosa, sea de plástico o vidrio.

En los últimos años, el incremento del consumo de productos desechables, descartables o de rápida obsolescencia, junto con el desarrollo urbanístico y el aumento de la densidad de población en muchas ciudades, han dado lugar a un aumento en el volumen de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) generados.Asimismo, los nuevos procesos productivos e industriales crearon y fomentaronel uso de una infinidad de materiales sintéticos que, al no poder ser degradados de forma natural, comenzaron a acumularse en el ambiente. En Argentina, según el Informe del Estado del Ambiente 2016 (del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación), se registra en promedio que una persona genera 1,02 kg de RSU por día. Se traduce en 45.000 toneladas diarias para el total de la población (una tonelada cada dos segundos) y alrededor de 16.500.000 cada año. Esta acumulación de materiales no degradables, o de muy lenta descomposición, produce graves efectos sobre el entorno; traducidos en contaminación y degradación del suelo, aguas superficiales y subterráneas, de la atmosfera (por emisiones de metano y humo derivados de la quema), así como de las áreas pobladas (por aparición de vectores transmisores de enfermedades) y de los espacios naturales valiosos para la actividad agropecuaria y turística.

De todas las formas de contaminación que provoca la sociedad, creo que la generación de RSU y su no tratamiento es la que provoca daños más directos y visibles en el medio; y por lo tanto, sobre la que-como individuos-más posibilidades de acción tenemos. Es decir, es tan simple como ser conscientes de que si tiras una botellita de plástico en la tierra o en el agua, los vas a afectar, y eso te va a afectar a vos. Claro que una sola botella no va a contaminar todo el rio, pero dado el poder de contagio que esas malas costumbres tienen, resulta que en el agregado de toda la población, si se alcanzará tal daño.

Pero no solo de no tirar los residuos al suelo se trata. ¿Qué tan bien está que los tires todos adentro del tacho de basura? ¿Qué pasa con la bolsa que sacas de tu casa y esperas que mágicamente desaparezca?

residuos-2

Para empezar, no estás tirando basura en su totalidad. Un 42% son residuos, ya que son materiales que pueden reutilizarse y/o reciclarse: 17% papel ycartón, 15% plásticos, 8% vidrio y 2% metales. ¿Y qué pasa con la pregunta 3 del test? La yerba usada, al igual que residuos vegetales y de alimentos, catalogan como residuos orgánicos (50% del total de tu bolsa), ya que en su correcto tratamiento como compostaje o en biodigestor, podemos obtener tierra fértil (humus) o gas, respectivamente. Cabe resaltar lo de “CORRECTO TRATAMIENTO”, lo cual ¡NO significa que puedas tirar tu cáscara de banana en un árbol de la plaza, pensando que estás contribuyendo a la fertilidad de esa tierra! Eso es ensuciar el lugar, además de generar olores y moscas, productos de la biodegradación lenta que tendrá esa cáscara.

¿Asumís tu responsabilidad?

Ante estos números, la pregunta es ¿qué hacemos con los residuos reciclables? No faltará quien diga: “No sirve de nada que los separe en mi casa, si después el camión de la basura se lleva todo junto”. Si bien quien haya dicho o pensado esa frase tiene algo de razón, ya que sólo el 37% de los departamentos del país tienen al menos una planta de separación de RSU ligada a la gestión municipal, no la voy a avalar en su totalidad. Por un lado, primero recomendaría asesorarse bien acerca de las posibilidades de tratamiento de los RSU de la ciudad: puntos limpios, programas de ecocanje, cooperativas o empresas de reciclaje,etc (así como también podes hacer compost en tu casa o departamento…¡Muy fácil! Regalo lombrices y curso acelerado). Segundo, el mercado de reciclaje de estos materiales hace que sea una alternativa de ingresos para muchas personas que no tienen otras posibilidades de empleo. Estos son los recolectores informales o los llamados “cartoneros”. Ya sea por contribución ambiental, social o ambas, separar los RSU reciclables en tu casa puede ayudar a estas personas, evitando que tengan que inspeccionar en las bolsas de los cestos de basura de la calle, o de los basurales, en busca de algo que les pueda servir para vender.

residuos-3
Volviendo a la frase anterior, también se desprende cierta actitud de desligar la responsabilidad del cambio de hábitos en torno a la generación y separación de RSU hacia los gestores gubernamentales. Es un pensamiento del tipo “hasta que no me impongan que deba separar los residuos, no lo voy a hacer”. Lo gracioso es que los gobernantes piensan que el cambio cultural es imposible o que requiere de una inversión insostenible. ¿Quién tiene razón? ¿Quién debe hacerse cargo? Mientras tanto, los municipios que realizan recolección no diferenciada de RSU gastan alrededor del 30% de su presupuesto en la gestión de la basura. ¿No te parece una locura gastar tanta plata y recursos en pasar todos los días por la puerta de tu casa para juntar una bolsa que no vale nada y que va directo a un basural? Los municipios más avanzados en cuestión de gestión integral de RSU, gastan menos dinero, recuperan más materiales y hasta obtienen ingresos monetarios por ello. Algunos planifican los días en que se recolecta cada tipo de residuo, en otros, la recolección se hace por contenedores diferenciados, dispuestos estratégicamente, a los cuales, los ciudadanos acercan sus bolsas separadas. ¿Vos estarías dispuesto a caminar, como mucho, una o dos cuadras para tirar tus residuos diferenciados? Espero que sí. Y sino, llegado el caso, la alternativa es que disminuyas tu nivel de generación de RSU y basura (Reduci-Reutilizá-Reciclá).

residuos-4

Para aquellos que piensan que estamos muy lejos de lograr la concientización necesaria de la población y/o de los gobiernos para lograr una sociedad más limpia y sustentable, es interesante resaltar que, de a poco, vamos avanzando en el tema.

Desde la promulgación de la Ley 25.916 en el año 2004, en Argentina se dio comienzo a distintas iniciativas provinciales y municipales para cumplir con los objetivos propuestos. Cada ciudad comenzó por realizar las mejoras necesarias, según el estado en el que se encontraba su respectivo sistema de gestión de RSU (erradicación de basurales a cielo abierto, construcción de rellenos sanitarios, disposición de contenedores para recolectar materiales reciclables, desarrollo de sistemas de recolección diferenciada de RSU, instalación de plantas de acopio y/o tratamiento de RSU, entre otras). De esta forma, los cambios y avances en algunos municipios fueron notables, mientras que en otros se mantiene la falta de un tratamiento integral de los RSU. Datos del informe “Mapas críticos de gestión de residuos” (2016) revelan que el porcentaje de cobertura de recolección de RSU por provincia ha mejorado en los últimos años, superando el 80% promedio, mientras que el porcentaje de disposición adecuada en relleno sanitarios, a nivel país, alcanza el 61% de habitantes, identificando a provincias como Neuquén, San Juan, Tucumán, Misiones y Buenos Aires con porcentajes superiores al 80%, en tanto que en otros casos se registran números inferiores al 20%.

Considero quesomos un país joven, que progresivamente de a poco va creciendo y aprendiendo no solo en cuestión de gestión de RSU sino también en como funcionar mejor como sociedad. Y con “Somos un país” me refiero a que se reduce a vos y yo,haciendo hincapié en que los cambios dependen de nosotros, de nuestros cambios de actitud y hábitos en pos de ser más conscientes y solidarios, evitando hacer “la fácil”,a costa de perjudicar a otros y al entorno.

Antonella Cavallin

Antonella Cavallin

Emprendedora social (Incluser). Profe, ingeniera, deportista... y nunca se sabe qué más. Multifacética por naturaleza.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.